¿Por qué mi perro Husky Siberiano llora cuando me voy?14:31

  • 1,444 views
Published on 28 de abril de 2021

¿Por qué mi perro Husky Siberiano llora cuando me voy?

 

El momento de irte del hogar y dejar solo a tu perro es uno de los más difíciles de tu día. Cuando miramos a la hermosa cara de nuestro peludo con aquella expresión que parece decirnos «quédate, por favor», es prácticamente imposible no sentir el corazón en un puño. Pero tenemos responsabilidades que cumplir y, desafortunadamente, nuestros mejores amigos no siempre pueden acompañarnos…

Cómo dejar a un perro solo y tranquilo en casa

¿Qué siente tu perro cuando te vas del hogar?

¿Te preguntas qué siente tu perro cuando lo dejas solo en el hogar? Como son animales muy sociables que disfrutan enormemente la compañía de sus familiares, los perros inevitablemente se sienten tristes cuando perciben que sus tutores están por irse y dejarlos solos. Y si observas bien, tu peludo ya sabe que te tendrás que marchar mucho tiempo antes de que abras la puerta o que te despidas.

Gracias a su privilegiada inteligencia y memoria, tu perro puede recordar tus hábitos y asociarlos con los acontecimientos de la rutina que comparten vuestro día tras día. Entonces, por la mañana, cuando te vas a bañar o empiezas a vestirte, no tengas duda de que tu perro ya comprende que te estás preparando para salir. Y también entiende muy bien que ello significa pasar varias horas sin verte… Por ello, es natural que los perros se sientan algo tristes cuando sus seres queridos se van y se pongan muy contentos cuando regresan al hogar.

Pero eso no significa que todos los perros lloren o aúllen cuando sus tutores se van. Muchos peludos aprenden a gestionar su soledad y logran ejercitarse, entretenerse estando solos, siempre que cuenten con juguetes y accesorios que enriquezcan su ambiente y mantengan su cuerpo y su mente bien estimulados. Cuando ello no sucede, algunos peludos pueden «entretenerse» y aliviar su aburrimiento haciendo travesuras por la casa.

Por otro lado, muchos canes también aprovechan que el hogar está más tranquilo y silencioso, para descansar y dormir unas ricas siestas. Así, se preparan para recibir alegremente a sus tutores y reponen energías para su próximo paseo.

¿Por qué algunos perros lloran cuando están solos?

 

Por qué perder a un perro puede ser más duro que perder a un familiar o a  un amigo?

Algunos perros son tan apegados y dependientes de sus tutores que, al quedarse solos, experimentan una tristeza muy profunda y se sienten inseguros sobre si sus familiares regresaran o no a buscarlos. Estos canes pueden expresar estos sentimientos negativos y aliviar la tensión que tienen acumulada en su organismo por medio de los llantos y de los aullidos.

En muchas ocasiones, este «hiperapego» del perro está relacionado con la sobreprotección brindada por sus propios tutores, la cual facilita el desarrollo de ciertos tipos de problemas del comportamiento mediante el aprendizaje. El perro gime ya que en el pasado se ha reforzado esta conducta acudiendo cada vez que lloraba, por tanto, el perro espera que mediante este comportamiento sus tutores regresen a casa.

No obstante, los perros que muestran un historial de malos tratos, abandono o abusos físicos y mentales pueden mostrarse muy inseguros y necesitarán recuperar su autoestima para aprender a vencer sus miedos y gestionar su soledad. En estos casos se observa una falta total o excesiva de vínculo con los propietarios que causa esta situación y que además podrá empeorar de no ser tratado.

En casos más graves, los peludos también pueden sufrir trastornos relacionados con la separación. Al quedar solos, suelen llevar a cabo ciertas conductas destructivas en el hogar para aliviar el estrés, como rasguñar, morder o romper muebles, vestimentas y calzados. En estados más avanzados, estos perros también suelen ejecutar movimientos repetitivos (estereotipias) de forma obsesiva, los cuales pueden llevar a la automutilación.

Por otro lado, los perros que llevan una rutina sedentaria y no cuentan con un ambiente enriquecido para estimular su mente, podrán llorar, aullar y mostrar comportamientos destructivos como síntomas de estrés o aburrimiento.

Es importante comprender que un perro saludable, mental y físicamente equilibrado, debe sentirse seguro respecto al vínculo con su tutor y ser capaz de gestionar su soledad durante estos periodos de ausencia de sus familiares. Si bien este can experimente la tristeza por ver marchar a sus seres queridos, es capaz de canalizar positivamente sus emociones y aguardar la llegada de su tutor, mientras aprovecha para jugar, dormir o simplemente observar los movimientos de la calle a través de una ventana o del balcón.

Enjoyed this video?
"No Thanks. Please Close This Box!"