Kenia y Checa, los mejores amigos de las personas autistas00:00

  • 0
Published on 26 septiembre, 2018

El maravilloso club ficticio de héroes caninos sigue engordando a pasos agigantados cada día. Dos nuevos miembros se han ganado a pulso entrar en él en las últimas fechas y afortunadamente su historia es pública y podemos compartirla y admirarla. Se trata de Kenia y Checa, dos perros que ayudan a personas que sufren autismo en la localidad de Sant Andreu de la Barca.

La policía local de este municipio catalán siempre ha sido pionera en todo tipo de proyectos sociales innovadores y por ello ha recibido varios premios a lo largo de su historia. En 2018, su reto es impulsar un programa de terapias para personas afectadas por el trastorno de espectro autista (TEA) con la colaboración de sus perros. Los resultados del trabajo piloto y la expectación e interés generados entre los ciudadanos de Sant Andreu de la Barca ha animado al ayuntamiento a ampliar esta fantástica iniciativa.

Kenia y Checa, los mejores amigos de las personas autistas

Kenia, una perra policía veterana comenzó a tratar con una niña de ocho años que padece este trastorno después de que su madre compartiera con miembros de la unidad canina del cuerpo de seguridad local su interés por probar la terapia con perros para su pequeña ya que había recibido muy buen feedback de ella. La policía ayudó a dicha madre que no podía costear un tratamiento privado de este tipo poniendo a Kenia a trabajar con su hija y los resultados fueron muy positivos. Éste fue el primer granito del Proyecto Lucía, nombre precisamente de la niña de 8 años que ha tenido el honor y la suerte de ser la primera persona protagonista del proyecto.

Los agentes se comprometieron a adiestrar el perro que la familia de Lucía decidiera adoptar para continuar con la simbiosis generada entre Kenia y la niña, y la elección fue Checa, un pastor alemán que tras recibir el entrenamiento correspondiente ya está compartiendo su vida con Lucía y su familia, que esperan mantener los grandes resultados que Kenia ayudó a Lucía a conseguir, en aspectos tan importantes como la psicomotricidad o el habla.

maravilloso

Tal ha sido el alcance de esta nueva iniciativa de la policía local de Sant Andreu de la Barca, cuyos miembros de la unidad canina también han hecho el esfuerzo de formarse en el trastorno TEA, que tanto Kenia como el agente Gómez recibieron en febrero una medalla al mérito policial entregada por la Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policías Locales (Unijepol). En la decisión no solamente se tuvo en cuenta este magnífico proyecto que han llevado a cabo con Lucía, sino todo el servicio y entrega realizados por ambos durante su carrera.

Kenia y Checa

El Proyecto Lucía no quedará solamente en este caso, sino que la policía local y su unidad canina se han comprometido con sus ciudadanos a adiestrar a los perros que adopten las familias que cuenten con una persona que sufra TEA. De esta forma se conseguirá elevar y fomentar las adopciones de perros que tanta falta hace y a la vez ofrecer a las personas afectadas por TEA una oportunidad para mejorar sus condiciones de vida.

Enjoyed this video?
"No Thanks. Please Close This Box!"